Política 2.0. Combinando la protesta con la propuesta

Banner-gfd-web-EN

De Max Trejo, Secretario General, Organismo Internacional de Juventud para Iberoamérica (OIJ)


Aprenda más sobre este tema en el
Foro Global de la OCDE sobre Desarrollo
Regístrese hoy para asistir


Política 2.0. CombinandoLas formas de participación política juvenil son múltiples, dinámicas e interconectadas y demandan una comprensión de lo político amplia y flexible para no subestimar el compromiso de las personas jóvenes con la transformación. Por ejemplo, uno de los puntos destacados en los análisis sobre el tema es el bajo involucramiento de la población joven en los procesos electorales. En este sentido, el Informe Mundial sobre Juventud de la ONU (2016) señala que en los 33 países consultados sólo el 44% de la población joven “siempre vota”, frente al 60% de adultos.

En Iberoamérica, donde las juventudes representan más del 25% de la población, la situación no es diferente. Por citar algunos casos, en México, que tendrá elecciones presidenciales en 2018 y donde las y los jóvenes representan el 30% del padrón electoral, el registro histórico muestra que, aunque la participación de quienes votan por primera vez es del 69%, ésta disminuye al 53% entre los 20 a 29 años (INE, 2016). A su vez, en Chile, que experimentó el mismo proceso en 2017, la tendencia muestra que las juventudes tienen la participación electoral más baja de la población, aportando cerca del 34% del total de la abstención (PNUD, 2017).
Continue reading

We must co-create the future we want to see

By Emmanuel Faber, CEO of Danone 


Emmanuel Faber participated in the
2017 International Economic Forum on Latin America and the Caribbean


Danone
Photo credit: Lionel Charrier/Livelihoods Funds

In 1972, Danone founder Antoine Riboud made a speech to French industry leaders in which he declared that “corporate responsibility doesn’t end at the factory gate or the company door” and called on them to place “industry at the service of people.” Today his words seem self-evident; at the time they were revolutionary.

Now more than ever, we know that we can only thrive as a business when people and planet thrive. It’s simple: If we don’t protect the environment, we won’t be able to secure resources to make our products. If we don’t empower people and support decent living conditions, our supplier and consumer bases will shrink. We cannot escape this interdependence. So, at Danone, we embrace it. This means that, wherever we operate, we work to foster inclusive and sustainable development through co-creation — that is, working with coalitions of actors on the ground to develop hybrid solutions to concrete problems.

Continue reading